10 tendencias para el 2017 en la industria de alimentos y bebidas.

10-tendencias-para-el-2017-en-la-industria-de-alimentos-y-bebidas

(19/01/2017) El mercado de alimentos y bebidas mantiene una continua evolución. En la actualidad, la comunicación, las redes sociales y la disponibilidad de la información, nos permiten conocer cuales están siendo las tendencias de cada momento tanto en los gustos del consumidor como en la respuesta que las empresas están dando a las mismas.

 

Mediante la información obtenida del estudio de las tendencias de consumo y de los diferentes registros sobre datos de productos, obtenemos las siguientes tendencias globales que marcarán la evolución del mercado para el 2017.

 

-Algo viejo, algo nuevo.

 

¿Dónde se dan la mano lo nuevo y lo tradicional? Los consumidores continúan buscando nuevas formulaciones, sabores y formatos, sin embargo, el índice de prueba es mayor en aquellos capaces de basar su innovación en la tradición y elaboraciones de antaño. Esta tendencia conecta los alimentos y bebidas con la historia y la tradición, lo que ayuda a brindar más confianza al consumidor. Prueba del éxito de esta tendencia y de la vuelta a despertar interés por lo artesano y lo auténtico, son las cervezas artesanales y su crecimiento.

 

-Comida rápida, pero buena.

 

Cada vez más el estilo de vida se está tornando frenético, el tiempo se aprecia más escaso, por lo que la inversión de tiempo que requiera la preparación de cada producto será decisiva durante el proceso de compra, tanto o más que el propio valor nutricional del mismo. Esto impulsa a la necesidad de soluciones rápidas, frescas, nutritivas y personalizables, todo ello bajo un correcto formato.

 

No hay que confundir esta importancia destinada a la rapidez en su elaboración, ya que los reclamos de “elaborado lentamente” son mejor percibidos por el consumidor. Esta tendencia se refiere sólo al tiempo de preparación para su consumo. Saber llegar a los hábitos de consumo del cliente, manteniendo el aporte nutricional y permitir una rápida elaboración, serán claves de futuro en este 2017.

 

 

-Plantas al poder.

 

Existe una preferencia por dietas naturales, simples y flexibles, esto es algo que ayudará a la expansión de fórmulas vegetarianas y veganas y, por lo general, cualquier fórmula centrada en las plantas. Observando las ventas del sector, tenemos un aumento en las verduras, semillas y frutos secos, productos asociados a la salud y al bienestar. Los consumidores tratan de mantener un estilo de vida que les ayude a mejorar su salud, algo que propiciará el aumento de consumidores que sigan una dieta vegetariana, vegana, o de otro tipo.

 

Por ello, las empresas responden a esta demanda con nuevas formulaciones basadas en alimentos vegetales, fortificados y funcionales. Desde principios de 2016 podemos ver la orientación hacia esta tendencia que están siguiendo las empresas con bebidas vegetales que sustituyen la leche: bebida o “leche de guisantes”, de almendras, de coco, etc. A lo largo del 2017, serán más sectores los que sigan esta tendencia con las plantas como ingredientes clave.

 

-Turno de noche.

 

La mano de obra global y los avances tecnológicos existentes, están haciendo cada vez más difícil desconectar del trabajo, por lo que se convierte en necesidad para muchas personas descansar con productos que les ofrezcan comodidad y relajación. Algunos consumidores ya recurren a la alimentación y las bebidas como forma de hacer frente a sus emociones o estado de ánimo. Ejemplo de esto es la popularidad del chocolate y las bebidas energéticas. Por ello, el mercado está abriendo un abanico de oportunidades también para productos nocturnos que ayudan a las personas de todas las edades a relajarse antes de acostarse, dormir mejor y restablecer el cuerpo mientras descansan.

 

Las innovaciones centradas en esta tendencia pueden y deben ir más allá de los tés de hierbas; un ejemplo de esta tendencia es el reempaquetado que hecho Kellogg´s con All Bran en algunos países dirigiéndose a consumo nocturno, enfatizando su ayuda a la digestión. Otro ejemplo es el zumo relajante con melatonina de Solevita.

 

 

-No desperdiciar.

 

En la actualidad, se desperdicia una gran cantidad de comida y bebida; por ello, se está impulsando un cambio en la industria alimentaria para reducir este desperdicio alimentario. El enfoque de la sostenibilidad se ha centrado en la eliminación de estos residuos. Tanto esfuerzo ha repercutido en la percepción de los consumidores. Para el 2017, comenzará a desvanecerse el estigma asociado a estos productos imperfectos, usando ingredientes que de otro modo se habrían desperdiciado. Ejemplo de esto es una mayonesa hecha de líquido de garbanzos escurridos, algunos snacks de fruta hechos con fruta “fea” y la reutilización de estos residuos como fuentes de energía.

 

En Sigma Biotech ya contamos con experiencia en el aprovechamiento y revaloración de subproductos ya que apostamos por esta necesidad de la empresa de maximizar los recursos productivos, exprimiendo así todas las posibilidades de cada compañía para, obtener a un coste casi cero, un producto de calidad puesto a disposición del mercado.

 

– “Flexitarianos”, más exigentes.

 

Los consumidores flexitarianos son aquellos que son vegetarianos, aunque en ocasiones coman carne. Estos representan una gran oportunidad para el sector, sin embargo, hay que tener en cuenta que son más exigentes por el simple hecho de, en caso de no contar con alternativas vegetarianas o veganas, poder elegir otros productos. Ellos buscan productos de mejor sabor y también otros parecidos a la carne, algo que impulsa aún más allá a la innovación de las diferentes empresas del sector con objeto de satisfacer a este nicho de mercado.

 

Por ello, son una oportunidad no sólo por la cantidad de consumidores que lo conforman, sino por el constante incremento de personas que regularmente reducen su ingesta de carne por razones de salud, sustentabilidad o bienestar de los animales.

 

 

-Tiempos de vegetales.

 

Esta tendencia se basa en el aumento de consumidores que cada vez están más concienciados en comer más frutas y verduras. Más del 60% de los consumidores a nivel global están convencidos sobre su necesidad de tomar más vegetales, sin embargo y, creciendo, ya más de la mitad de ellos son reacios por tener que lavarlas, pelarlas, y procesarlas. Todo ello representa una gran oportunidad comercial, que es la de vender los productos vegetales ya preparados, algo que vuelve a dar la mano a la innovación para conseguir poner estos vegetales en el mercado con una vida útil apropiada.

 

En Sigma Biotech ya contamos con una fórmula que mejora las técnicas usadas para evitar la oxidación de frutas y verduras, además de contar con experiencia en el estudio de vida útil y otro tipo de servicios de alargamiento de esta vida de anaquel.

 

-Más allá de los atletas.

 

El uso de proteína en cualquier producto asegura su éxito, siempre y cuando, la empresa sepa cómo comunicarlo. Mientras que en el 2011 el 40% de la población global consumía estos productos, hoy ya alcanzan más del 75%. La adaptación al mercado de productos de nutrición que usaban normalmente los deportistas crece rápidamente, continuando un año más como una de las tendencias alimentarias de cada nuevo ejercicio.

 

 

-La dieta definitiva infinita.

 

¿Quién no conoce a alguien que esté en una dieta infinita? ¿Quién no lleva años “a dieta”? Cada vez son más los consumidores en constante dieta; por ello las empresas están insertando los “productos coartada“. Este tipo de productos son productos de consumo normal, con apariencia o beneficios dietéticos, por ejemplo, galletas combinadas con chía, pan con linaza, etc, que posibilitan que este tipo de consumidores los incluyan como parte de su dieta.

 

-Libres de todo.

 

Productos sin gluten, sin azúcar, sin lactosa, sin conservantes, sin aditivos, etc. Aun así, el proceso de separar algunos elementos de cada alimento, sigue creciendo; de hecho, todavía queda mucho por hacer en esta materia. Por ejemplo, solo uno de cada quince cereales a nivel mundial es libre de gluten.