Buenas expectativas de futuro para el aceite.

buenas-expectativas-futuro-aceite

(17/05/2017) Buenas noticias para el sector del aceite de oliva español, que mejora su comercialización un 3% respecto a la campaña anterior y con unos precios estables, sobre los 3€/kg en origen. Mientras tanto, el aceite de semillas más consumido, muy por encima de otras variedades, continúa siendo el aceite de girasol, pese a descender sus cifras de forma consecutiva.

 

España es el primer país productor de aceite de oliva a nivel mundial, con una producción superior a las 1.300.000 toneladas (en recientes campañas hemos alcanzado 1.800.000 toneladas). 2 millones de hectáreas y 300 millones de olivos nos avalan en un sector donde representamos el 25% de la superficie olivarera mundial.

 

Más de 180 países, abarcando los 5 continentes, son receptores de estas exportaciones que se hacen desde España con el aceite de oliva. Nuestros principales mercados varían en función de si se comercializa a granel o en envases inferiores a 5 litros. Para las ventas a granel, el principal mercado es Italia, seguido por EEUU, Portugal, Reino Unido, Japón y Francia. Para las ventas en envases inferiores a los 5 litros, los principales destinos son EEUU, Francia, Portugal, Reino Unido, Australia y China.

 

 

Por todo esto, el aceite de oliva es de los productos con mayor importancia en el sector agroalimentario español con un marcado carácter estratégico para el conjunto de exportaciones de nuestro país.

 

El valor que aporta este sector a la economía de nuestro país, es innegable; por ello desde Sigma Biotech, hemos desarrollado, una formulación con capacidad de variar el estado físico del aceite a temperatura ambiente, y cuyo perfil graso no se ve alterado, manteniendo así sus beneficios originales. Dicha formulación, permite que el prototipo obtenido sea:

 

  • Adaptable a la materia prima del cliente, obteniendo ulteriormente un producto listo para su fabricación.

 

  • Innovador, con ventajas tecnológicas para su aplicación como ingrediente en otros sectores tales como pastelería.

 

  • Una base, incluso, para productos de cosmética, aportando las mejores propiedades del aceite a los mismos.

 

  • Dinámico, siendo posible adicionarle diferentes sabores, permitiendo su acceso en nuevas líneas de negocio o ampliando la gama de productos de la empresa productora.