¿Cuántas referencias consume cada hogar español al año?

cuantas-referencias-consume-hogar-espanol-al-ano

(31/07/2017) ¿Hasta dónde llegan las diferencias entre la cesta de la compra de un hogar y la de otro? Muchos pueden pensar que existen grandes similitudes entre ambas, sin embargo, cada hogar compra al año, de promedio, casi 300 referencias de gran consumo envasadas, de acuerdo con un análisis de la consultora Kantar Worldpanel.

 

En este, se evidencia que existen 10 referencias de las cuales el 76% de los hogares compra alguno, pero prácticamente ninguno las adquiere todas. Esto es el fiel reflejo de las diferentes necesidades de cada hogar y las múltiples opciones actuales; por ello, cada hogar cuenta con su cesta propia y personalizada de la compra. No hay dos hogares que compren exactamente lo mismo, por lo que la distribución requiere un amplio surtido que cubra todas esas necesidades, ofertando casi 20.000 referencias distintas sólo para cubrir los productos de las 10 cestas más frecuentes.

 

 

Teniendo en cuenta la variedad de productos incluidos en la cesta, el estudio concluye que la diversidad de referencias influye en el gasto final anual en gran consumo, sin haber relación entre el perfil demográfico del hogar y la variedad de productos. Por ejemplo, aunque hay hogares “singles” que adquieren en promedio 171 referencias mientras que familias de cinco o más miembros adquieren 369, también hay muestras de hogares individuales que compran más que algunas familias numerosas, gastando casi lo mismo. Hogares pequeños que adquieren más variedad (+300 referencias en promedio) acumulan un gasto anual, sin frescos, de 1.732€. Por otro lado, los hogares grandes que compran una variedad más reducida (+200 referencias en promedio) gastan 1.788€ al año.

 

Para este estudio, los productos se pueden clasificar en 6 categorías, dependiendo de su función en la cesta de la compra:

 

  • Imprescindibles: las 274 referencias que tienen más compradores.

 

  • Ocasiones especiales: las que representan momentos no rutinarios, por ejemplo, comidas con amigos o celebraciones.

 

  • Estacionales: productos cuyo negocio principal tiene una duración inferior a 8 semanas.

 

  • Nicho: referencias específicas muy adaptadas a una demanda reducida de hogares.

 

  • In&Out: presencia variable e intermitente, en las cestas de compra.

 

  • Básicos: productos de compra habitual por la mayoría de hogares.

 

 

En definitiva, los consumidores cada vez buscan soluciones más adaptadas a sus necesidades y, por ello, la cesta de la compra cada vez es más personalizada, lo que implica un mayor esfuerzo en la industria para hacer frente a las necesidades tan específicas que requiere cada hogar. Por tanto, la gestión del surtido y conocimiento del consumidor se tornan imprescindibles para seguir ofreciendo lo mejor para cada perfil de consumidor.