La chía: el superfood que ayudará a tu corazón.

la-chia-el-superfood-que-ayudara-a-tu-corazon

(16/03/2017) Además de ayudar a reducir el colesterol, las semillas de chía son conocidas por ser una fuente vegetal de omega-3 y fibra, lo que aumenta la energía, estabiliza el azúcar en sangre y ayuda a la digestión.

 

Muchas son las razones para agregar a nuestra dieta esta semilla, ya que, pese a ser pequeñas, cuentan con un gran perfil nutricional. Son ricas en nutrientes y antioxidantes, contienen calcio, fósforo y manganeso, y aportan una gran cantidad de aceites omega-3 saludables. Al no contener gluten, las personas celíacas también pueden consumir estas semillas.

 

El origen de esta planta perteneciente a la familia de la menta, se encuentra en México, Guatemala y Nicaragua, donde usaron estas semillas como elemento básico en su dieta los mayas y aztecas durante siglos.

 

La chía es una planta herbácea anual, que llega a medir hasta 1 metro de altura. Sus hojas opuestas miden entre 4 y 8 centímetros de largo por 3-5 centímetros de ancho. Las flores son hermafroditas, entre purpúreas y blancas, brotando en ramilletes terminales. Las flores dan lugar a unos frutos con forma de aquenio indehiscente, de donde se extraen sus semillas.

 

 

Aunque estas semillas son especialmente conocidas por ayudar a perder peso, tienen otros beneficios al ser ricas en antioxidantes, como protegernos de los radicales libres, el envejecimiento y el cáncer. El consumo regular de chía está asociado a la mejora de la salud digestiva, cerebral y al proteger contra la inflamación también tiene beneficios contra la artritis y enfermedades del corazón.

 

Sus beneficios para pacientes diabéticos vienen al estabilizar el azúcar en sangre, previniendo sus subidas, lo que ralentiza el proceso por el que nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en azúcares simples, disminuyendo así los niveles anormalmente altos de insulina. También ayuda a prevenir la osteoporosis y a mantener la salud bucal, ya que es una fuente natural de calcio, fósforo y manganeso.

 

Podemos consumir las semillas de chía tanto en zumos como en sopas, o simplemente en un vaso de agua; o incluso molidas, lo que le da la ventaja de la comodidad frente a otro tipo de semillas. Del mismo modo, pueden ser espolvoreadas en ensaladas o añadidas a la masa del pan.

 

 

Siguiendo las tendencias de consumo hacía unos productos más naturales y saludables, las empresas están apostando por la chía gracias a su sencillez y bajo precio, con objeto de producir derivados de sus productos con un mejor aporte nutricional.

 

Incluso empresas pertenecientes a otras sub industrias alimentarias y dentro del boom que las superfood tienen actualmente, están apostando por incorporar esta semilla dentro de sus productos. Así, ya podemos verla en productos de panadería (no más del 5% del peso final), barritas de cereales, cereales de desayuno, yogures, zumos e incluso la industria cárnica, ha quedado prendada de esta gran fuente alimentaria.

 

Desde Sigma Biotech, recomendamos a las empresas del sector alimentario que apuesten por una innovación planificada y continuada, no viendo la I+D+i simplemente como una alternativa para llevar a cabo un proyecto si va aparejado de una ayuda financiera, sino como la mejor herramienta capaz de crear crecimientos sostenibles en el tiempo que a la vez se transforman en productos tangibles y rentables, con el propósito principal de que el consumidor los perciba como elementos de alto valor añadido.