La transparencia en el etiquetado ya es más que una tendencia.

la-transparencia-etiquetado-ya-mas-una-tendencia

(31/01/2018) Cuando hablamos de tendencias, desde el 2016 siempre debemos mencionar el etiquetado limpio (clean label) o transparencia en el etiquetado como una de ellas, sin embargo, ¿sigue siendo una tendencia o es ya un imprescindible?

 

El aumento de la importancia que le otorgan los consumidores y su persistencia en el tiempo, hacen que deba considerarse como un requisito antes de poner un producto en el lineal, ya que no se trata de un fenómeno fugaz. Siempre hemos sido conscientes de las palabras como armas poderosas para llegar a los consumidores, por ello, años atrás vimos el crecimiento de productos con etiquetas “bio” o la asociación de natural con sano, casos usados para llegar de forma sencilla a consumidores que no se preguntaban los detalles de estas vinculaciones. Ahora, el conocimiento e interés sobre lo que se consume, está haciendo que haya palabras con connotaciones negativas que obligan a las empresas a adaptar sus formulas y llevar etiquetas más amigables con la opinión del cliente.

 

7 de cada 10 consumidores, creen que los alimentos sin ingredientes artificiales son siempre más saludables, 5 de cada 10 que a menos ingredientes más saludable es el producto, y en general todos esperan conocer algo de la historia tanto del producto como de la empresa.

 

 

Limpiar la etiqueta ya no es una tendencia, es una norma. Y hay grandes recompensas para las empresas que responden a esta demanda. Dos tercios de los consumidores están dispuestos a pagar más por productos que no contienen ingredientes indeseables y casi tres cuartas partes están felices de pagar un precio más alto por productos hechos con ingredientes que reconocen y en los que confían. 4 de cada 10 dicen que cambiarían de su marca actual a una que ofrezca más transparencia.

 

Sin embargo, los consumidores también nos dicen que las etiquetas más limpias no deben redundar en detrimento del sabor: el sabor sigue siendo un importante motor de compra. Actualmente en Sigma Biotech estamos viendo y trabajando en muchas formas ingeniosas de lograr esto con nuestros clientes.

 

La industria tiende a pensar en la presión para limpiar las etiquetas como un desafío, pero también es una oportunidad al reemplazar ingredientes artificiales complicados por alternativas naturales que mejoran el gusto y el atractivo del consumidor.