Nuevas propuestas en conservas y platos preparados.

nuevas-propuestas-conservas-platos-preparados

(25/10/2017) En el apartado de la innovación la mayor apuesta de las conserveras se focaliza en desarrollar soluciones con valor añadido, beneficios saludables y de carácter sensorial, mejorando el sabor para categorías gourmet o premium con elaborados y componentes de primera calidad.

 

Las conservas de pescado están comenzando a dar muestras de recuperación, como resultado del final de la crisis económica, de una mayor inversión en innovación y nuevos lanzamientos, y de una clara apuesta por productos mejor elaborados, con más ingredientes, en los que el marisco y el pescado son la base. Referencias que van tomando posiciones sobre todo en los lineales de platos preparados ambiente. Es más, según los datos de consumo en los hogares españoles del Mapama en el TAM junio 2016, los platos preparados conserva/ambiente que han experimentado un mayor crecimiento han sido aquellos elaborados a base de pescado, con un +17,17%.

 

 

El aumento de las exportaciones y la internacionalización también son factores que el sector considera fundamentales para reactivar su mercado, por otro lado, muy competitivo y atomizado. Sin duda alguna, como concluye el último informe de Anfaco-Cecopesca en relación con los datos de 2016, el sector medita la internacionalización como un pilar estratégico de la industria transformadora para potenciar el desarrollo del mercado, tanto desde el punto de vista del aseguramiento de las materias primas, como de la comercialización de productos.

 

El comportamiento del mercado de conservas vegetales, de hortalizas y frutas, ha registrado pequeños retrocesos dejando atrás los descensos tan acusados de años anteriores. Según establece el Mapama, en 2016, el consumo en las viviendas de este tipo de conservas se ha mantenido prácticamente similar en valor a los doce meses precedentes, con un descenso casi inapreciable del 0,2%, hasta alcanzar los 991 millones de euros, registrando un volumen de 445.582,2 toneladas, que supone un descenso del -1,97%, siendo en términos económicos la menestra, la categoría que mejor evolución ha experimentado con un aumento del +6,89% en valor, seguida por los espárragos (+3,46%) y los guisantes (+3,42%). El resto de las categorías han evidenciado descensos más o menos acentuados, aunque el más importante ha sido el de las alcachofas, con un -7,3%.

 

 

Dentro del consumo global de hortalizas y verduras en conserva, el tomate en todas sus variedades, incluido el frito, sigue manteniéndose como líder, con el 53,6% del consumo en volumen y el 32,3%, en valor seguido por los espárragos, con una participación del 5% y del 12,9% en volumen y valor, respectivamente en el total de conservas vegetales. Por otro lado, las frutas en conserva constituyen el 23,1% de las ventas totales de conservas vegetales.

 

En el ámbito empresarial, tal y como ocurre en las conservas de pescado, en este subsector, las MDD capitanean las ventas del lineal en todas las categorías del producto, con el 59,3% del total. Asimismo, al igual que las compañías conserveras de pescado, el tejido empresarial de productores de conservas vegetales también está registrando inversiones importantes dirigidas a la modernización de sus plantas y la ampliación de su capacidad de producción.